jueves, 6 de junio de 2013

Todos Somos Iguales





Simbolo de La Creacion
Los pleyadianos dicen que todo el Universo es manifestación de la Unidad, todos los seres son iguales, todo cuando emana de La Cración, aún aquellos seres que espiritualmente estan mas evolucionados que otros, no son dioces como se presume aqui en la tierra, existen el Espíritu de la persona, unos con mas conocimiento que otros, aún así esto no los hace superiores porque su nivel evolutivo sea mas elevado.

Tampoco si es una mujer o es un hombre, son espiritualmente igual, encarnará algunas veces como hombre otras como mujer, pero tendrá las mismas responsabilidades, las mismas oportunidades, la mujer siempre tendra la sensibilidad de ser mujer, muchas de ellas son pilotos de naves igual que sus compañeros varones.

Sus nombres van de acuerdo a su nivel adquirido con esto nadie se siemte superior a nadie, todo lo contrario hay mutuo aprendizaje. Por ejemplo el nombre de Semjase se traduce a “medio Ishwish” es decir que aún no alcanza el nivel de Ishwish que tiene su padre Ptaah.

De la misma manera existe la igualdad de razas, entre ellos existen diferentes colores de piel, asi como en la tierra, sus formas fisicas se asemejan mucho a los habitantes de la tierra, ellos estan bien entrenados con respeto racial, amor bondad, compasion e igualdad.

Ellos aseguran que nosotros los humanos no descendemos de los monos como lo afirma cierta teoria terricola. Los antiguos Lyrianos experimentaron haciendo un cruce humano con animales, de estos pocos experimentos genéticos nacio el Yeti, Sasquatch o Pie Grande, de estas mutaciones intermedia creadas entre el hombre y el mono los cientificos en la tierra llamaron Netherlands.

Cuando mas tarde los antiguos Pleyadianos llegaron a la tierra se juntaron con los terricolas, de estas uniones llamados “Evas” o “Adanes” asi fué como con los años los Pleyadianos mas avanzados del planeta llamado Lahson encarnaron en la tierra para ser profetas de La Verdad para la humanidad  terrestre, fueron los profesores que trajeron enseñanzas espiritules a la tierra, después de cierto número de encarnaciones regresaron a su planeta llamado Lahson. Su nivel espiritual no necesita de cuerpo físico en su Planeta, viven en una material espiritual muy fina, ellos a su vez ayudaron mucho a los Pleyadianos actuales a adquirir el conocimiento espiritual y tecnológico que poseen.

El espíritu de Jmmanuel  encarnado en la tierra, Jmmanuel su nombre significa “El que posee el conocimiento Divino” por desdicha siglos después de su muerte, las autoridades religiosas terrestres crearon un dogma, una mitologia cambiando su nombre a Jesucristo o Jesus el Cristo, alteraron su enseñanza para manipular grandes masas de seres humanos. Gabriel el padre de Jmmanuel era un Jhwh Pleyadiano (Jschrjsch se pronuncia Jshwish.

Jmmanuel fué educado para la misión que haria en la tierra, fué llebado a sus naves para el despertar de todas sus facultades, muchas de sus obras de la bien comercialisada “biblia” los menciona como “Milagros” el Talmud de Jmmanuel tiene mucho mas en detalles, es un libro que no posee ataduras religiosas sino todo lo contrario, en su forma sencilla devela las verdaderas enseñanzas de Jmmanuel, donde narra que el sobrevivió la crucifixion fué ayudado a recuperarse, y vivió una larga vida en Srinagar, Kashir, India donde se casó y tuvo hijos. En base a ésto se ha escrito un poco pintoresco, agregando suspenso y una trama novelesca de emoción y suspenso. Otros escritores e investigadores mas serios como el periodistas español Andreas Faver Kaiser escribio en base a una larga investigación periodistica su libro Jesus Murió en Kashmir.

Basicamente el Talmud  de Jmmanuel dice que nosotros los humanos encarnamos una y otra vez de manera que aprendamos las lecciones que necesitamos en cada existencia hasta que nuestro espíritu logra la perfección. Por ellos dicen los antiguos manuscritos que no hay nadie que nos salve, no hay poder mas grande que nuestro propio Espíritu.
Nuestro potencial es ilimitado para que nos podamos desarrolar espiritualmente crecer en sabiduria y conocimiento.